1

El taller de salsa


Todo alumno de universidad sabe que para que se pueda graduar, necesita de ciertos créditos, que se otorgan sólo con actividades extracurriculares, una de las formas más comunes es tener que inscribirse en unos talleres, yo les decía los talleres de la muerte…perdón no les decía, aún lo hago…y más ahora que ayer tuve mi primera clase.

Habían varias opciones: música criolla, latino de salón, danzas folclóricas, ejecución instrumental y el más temido por mí….(música de suspenso) SaLsA….y es que durante mucho tiempo le he temido al baile y más aún a la salsa, aún más sabiendo que la mayoría de gente en Perú baila salsa…

Debo recalcar que mi mamá en su afán de que me desenvuelva más me integró a un grupo de baile en el colegio, el objetivo era participar en un concurso con otros salones…ganamos…pero a qué precio….no sólo me tuvieron que poner ropa incomoda sino que tuve que mover el esqueleto por así decirlo….después de esas dos experiencias, no quería saber nada más de baile…

Hasta ahora, en que una amiga me dijo que si no aprendía a bailar me iban a dejar por no saber el ritmo más común de la mítica, variopinta y delincuencial ciudad de Lima, entonces decidí entre verme a mí o no bailando salsa y simplemente escuchar la música o bailar con ella a lo Ben Stiller en “Mi novia Polly” hasta haciendo el pasito de las manos en cámara lenta….

Así que ahí me tienen…yo bailando salsa con un profesor del Rímac que dirige una escuela de salsa.

Primera clase: La primera clase me enseñaron el pasito básico que es un pie para adelante y el otro para atrás…así sucesivamente hasta que te hartes y te vayas del taller. Después me enseñaron un pasito lateral, uno diagonal y otro de lado a lado….me alucine un master…Después vino lo peor.

El profe quiso que hiciéramos unos pasitos algo fregados…uno era casi enredando tus piernas al puro temor de casi caerte y otro era de puntitas para adelante, pasos horribles…de los cuales haría ilustraciones pero no creo que pueda dibujar bien las piernas moviéndose de esa forma…Debo confesar que cuando vi que el profe nos enseñó estos nuevos pasos, me imaginé con una cabeza de YAO MING haciendo los pasos básicos al ver estos nuevos…

Lo peor fue cuando nos hicieron bailar en parejas…MAXIMUM ROCHE…ahí si tuve ganas de dejarlo y largarme…la conclusión de esta primera clase es que soy una piedra tratando de bailar salsa…pero prometo que terminaré este taller para poder salir a bailar con la persona que amo y poder demostrarle que la inscripción en el taller fue para poder bailar con ella y solamente con ella…bueno y también por el crédito para-académico….

__________________________FIN____________________________

Anuncios
1

Lima la Lluviosa


Si me conocen bien sabrán que siempre me gustó mucho más la neblina y la lluvia al cielo completamente celeste con un sol que te quema como si estuvieras en un horno. Amo la lluvia y por consecuencia amo Lima, debo decir que esta ciudad es para mí, o sea despiertas todos los días  de invierno y te das con la sorpresa de que, sí, está lloviendo y que todas las pistas están mojadas camino a la universidad, y te sientes contento porque parece como si encontrarás a un amigo al que no ves hace mucho tiempo.

Camino todos los días, las Converse terminan completamente sucias por el barro que surge cuando llueve sin parar durante toda la noche, realmente me gustan esos momentos cuando veo la lluvia caer en mi cabeza, me gusta ver borroso cuando las gotas de agua cubren casi por completo mis lentes porque puedo jugar a que tengo un limpiaparabrisas, pero para lentes y simular como que si los prendiera y limpiar mis lentes moviendo mis dedos de un lado para otro mientras me rio yo sólo, y mientras veo que los demás me miran extrañados, por lo cual me rio aún más, además de que sentir la lluvia caer es como bañarse por segunda vez.

Veo a diferencia de mi cara, que las personas se corren de la lluvia, como si con eso fueran a evitar mojarse, solo para que lo sepan, si corres bajo la lluvia, te mojas más. Hasta se ha investigado esto. Parece que los científicos no tienen otra cosa más que investigar, y se la pasan perdiendo el tiempo con cualquier cosa que un frikise pregunta.

Esta ciudad es genial, siempre está húmeda, y cuando llueve es lo máximo, podría estar horas bajo la lluvia a esperar a que termine y sólo después me iría a mi casa a cambiarme. El olor a tierra húmeda es uno de los mejores olores naturales que puedes experimentar, o sea es como un olorcito fresco que te transporta directamente a tus recuerdos de cuando eras un niño con mocos por la cara, jugando con tus amigos, que también tenían mocos pero que igual se reían de los tuyos, porque los tuyos eran menos verdes. Obviamente todos tenían mocos para ese tiempo porque es época de invierno y prácticamente no había niño en la calle que no tuviera la gripe.

Por ejemplo, yo cuando me enfermaba salía a jugar prácticamente con chompas una tras otra, que me hacían parecer una tortuga jorobada (¿?), prácticamente con todas esas chompas encima difícilmente se veía el cuello, así que prácticamente era la burla por ser el sincuello, salía prácticamente con triple pantalón y doble media, sin mencionar los guantes de lana con un sapito encima que si los apretabas sonaba un croac (me gusta), que quede claro, esto no es una queja hacia los padres por recubrir tanto a sus hijos con cerros de ropa, al contrario, es una alabanza hacía ellos por cuidarlos tanto, lo cual cuando eres niño no puedes entender, porque sólo piensas en quedar bien con los amigos. Papás gracias por ser como son, no cambien, o tal vez, un poquito.

Escribo esto mientras veo la lluvia caer a través de una ventana que lleva años sin ser limpiado, y que ruge por algo de atención. Tranquila, ventana ya me ocuparé de ti.

___________________________FIN______________________________

4

El brazo dislocado


Lo que tengo para hoy no es ningún relato, lo que tengo para hoy es algo doloroso, y sumamente estúpido…..Hoy voy a relatar un accidente que tuve cuando tenía 12 años. Uno que contiene bicicletas, montículos de tierra, sangre y un brazo que sufrió la peor parte.

Era una tarde muy tranquila, como todas las que se solían pasar cuando tienes vacaciones de verano, o sea juegas, comes, duermes, así de tranquilas. Para ese tiempo yo le entré al deporte extremo de las bicicletas, tenía una bicicleta montañera, y yo trataba de saltar todo lo que pudiera con la bicicleta, montículos de arena, rompe muelles, etc. Vi un montículo de tierra razonablemente grande para construcciones, de esas arenas que se vuelven una estructura dura cuando se les deja mucho tiempo y cuando se les moja constantemente… Me dije a mí mismo que podía hacerlo, que podía saltar tal montículo de tierra considerablemente grande… además de que me invadió el típico pensamiento que a todos no invade alguna vez: “si lo hago, voy a ser el puto amo…”

El problema no es la ida es la venida….

Me preparé para poder saltar el montículo ese…. Tomé una distancia prudente….y avancé a máxima velocidad… sentía que algo andaba mal… pero no me detuve por una simple razón, mi bicicleta de ese entonces no tenía frenos y ya no podía hacer nada para parar….así que continué ….y….lo hice!!! Cuando toque el suelo me di cuenta de que lo había hecho, de que estaba entero en el suelo y que todavía seguía sobre la bicicleta…entonces me dije a mi mismo: Si lo pude hacer una vez, lo puedo hacer otra vez.

Como me sentía el puto amo y como lo vi demasiado fácil, decidí hacerlo de nuevo….me prepare de nuevo para poder ganar velocidad, y de nuevo cogí velocidad….de nuevo sentí que algo andaba mal pero me confíe….

Lo siguiente que recuerdo es que vi la cara de mis amigos mirándome con cara de: “que tal madrazo se ha dado” me ayudaron a levantarme…vale resaltar que el suelo era de piedras redondas, así que de todas maneras mi cara salío afectada…

Mientras volaba por los aires, vi mi vida pasar delante de mis ojos por 1 segundo justo antes de caer y un segundo después de que la bicicleta me cayera encima……porque encima que caí sobre las piedras, caí antes que la bicicleta y zas….no sabía la gravedad del golpe hasta que llegue a mi casa y empecé a notar que el brazo me dolía, me fui al baño a limpiarme y cuando me vi al espejo…tenía un ojo salido…..no mentira pero tenía unos señores raspones justo al costado del  ojo y otro al costado de la boca…Ni bien me toqué el brazo me dolió y fue después de que mi tía me revisara que supe que tenía el brazo dislocado…the horror!!!

La posición correcta de un hueso

Dos días después me llevaron a un “huesero” el cual es un señor que te pone los huesos en su lugar, y que supuestamente sabe cómo hacer su trabajo, digo supuestamente porque el muy condenado me dijo no muevas el brazo….y cuando le estaba diciendo: para qué?… me cogió el brazo y zas….me lo puso en su “lugar”… lloré media hora sin parar…y aún así no lo podía mover ….el reto fue ir al colegio con el brazo en una venda..y justo era el brazo derecho ….así que la letra salía horrible….han visto el modo en que se escribe el nombre del programa “escalofrios”?  Así de monstruosa me salía la letra…no es que mi letra haya sido bien formada siempre, pero en ese momento era  escalofriantemente horrible…además siempre he pensado que  lo que más importa es el contenido a cómo se ve la letra.

Mas o menos  dos meses después pude controlar mi brazo nuevamente y que creen?? Volví a montar esa bicicleta…y hasta me atreví a pedir una más especializada….

Moraleja: Ninguna….no se me dan muy bien las moralejas….nunca le hago caso

Hasta la próxima

_______________________FIN___________________________

 

3

La ciudad, el bus, Gamarra y el halo


Dos meses después, estoy acá de nuevo, en un autobús que me lleva  al centro de la ciudad a la que le debo la mayoría de mis artículos.

Es impresionante como cambia la vista de un distrito a otro, como es que puedes ver el crecimiento de una ciudad levantada de un desierto. Se ve que el chorreo no alcanza para todos y viajar en bus te permite ver ese cambio tan brusco entre distritos, te permite ver toda esa mayoría de gente pobre, toda esa gente discriminada y discriminatoria, toda esa gente que es pocas veces escuchada y que pocas veces escucha, toda esa gente que es muchas engañada pero que muchas veces engaña. De esa gente en la que abundan los pandilleros que son el más claro ejemplo que nuestra educación está por los suelos.

Paso a describir el bus donde me encuentro. Es uno de esos buses grandes y nuevos, calculo su antigüedad en dos años. Hasta tiene luces decentes y no foquitos de árbol de navidad. Este bus pertenece a la empresa de carrocerías “Apple Bus”. Osea que traduciendo vendría a ser bus manzana… y si yo soy Mr. Manzana Cuadrada no entiendo porque pague pasaje, yo debería viajar gratis, llamaré a la empresa para escuchar cómo me mandan a la mierda. Hay una pareja al frente mío que no para de besarse y no puedo dejar de mirarlos…debo suponer que son enamorados, dado que ahora existe eso que se llama amigos cariñosos…Sí, lo acepto no puedo dejar de mirarlos porque tengo envidia, creo que otra vez mi soledad empieza a parecer aburrida.

Estoy pasando por Gamarra, uno de los sectores de más ingresos en la capital, y con expansión claramente marcada durante años, me gusta Gamarra… porque prácticamente encuentras ropa para toda ocasión y tienes un montón de opciones…me siento como si estuviera escribiendo un trabajo para la universidad…Lastima que Gamarra dependa de una de las peores administraciones distritales de Lima (el municipio de La Victoria) no se ve tan bien como quisiera pero espero que la expansión se siga dando a los alrededores que son claramente horribles… motivo?? El municipio nunca hace nada.

Ayer he visto el halo alrededor del sol, bueno en realidad no lo he visto directamente, pero si vi las fotos en la página web de El Comercio. Cada vez que intentaba verlo directamente lloraba, creo que me faltaban los lentes de sol, pero aún sabiendo esto y con lo terco que soy seguí intentando verlo. Una vez cansado… me contenté buscando la forma a las nubes….y la verdad sólo le encontraba formas de cigarros…creo que tengo un problema…una razón más para ir al psicólogo.

Los paranoicos (como yo, pero en este caso yo no) pensaron que el halo era una señal de que pronto iba a ocurrir un cataclismo y que se acercaba el fin del mundo, no es por nada pero esta gente ya está bien safada, el halo es un evento de la naturaleza no tiene nada de presagioso…y si es que ocurre algún cataclismo es porque nosotros mismos nos lo hemos buscado…..

____________________________FIN___________________________

1

Dejavú


En la madrugada de anoche tuve un sueño recontra raro…Vale decir que había tomado suficiente café como para no poder dormir en toda la noche, pero como es típico, me dormí.

Me dormí escuchando Whiskey in the jar de Metallica y cómo hay una luna tan espectacular por estos tiempos, me quedé dormido viéndola.

El sueño en sí empezó con un traslado memorial a un sueño que ya había tenido anteriormente, por así decirlo fue un dejavú, la única diferencia fue que en mi sueño anterior era de noche y en éste era de día. En el sueño anterior me perdí en un parque y hasta subí por las paredes de un colegio para poder llegar a mi casa. En éste, todo estaba de día y pude ubicarme rápidamente, así que paso a describir el parque: grande, con pasto y con una plazuela en el centro. Fin.

En el sueño estaba caminando con una amiga de la universidad y dos amigos del colegio, estábamos iendo no sé a dónde y no sé porque, como siempre. Parecíamos borrachos. Vi a una de mis ex’s en el parque pero sólo fue una mirada de reojo.  Seguimos caminando hasta el colegio por donde me trepé en el sueño pasado, conversamos con el director porque al parecer hicimos alboroto en el patio, y es ahí donde me di cuenta que era un colegio de sólo mujeres.  Y  haciendo un poco de memoria, yo estaba sin polo. Al parecer el director era tío de mi amiga y nos dejó salir con la condición de que ninguno de los implicados en el alboroto, especialmente yo, vuelva al colegio.

Después de seguir caminando por todos lados encontramos un supermercado en el cual también hicimos alboroto y empezamos a tirarnos tortas, poco a poco empezamos a expandir la lanzadera de tortas a todo aquel ser humano, si era reggaetonero mejor, que pasara; es ahí cuando me doy cuenta que la ex que había visto en el parque, se encontraba también en el supermercado, pero al parecer tiene mucha ropa porque esta vez tenía puesto un vestido rojo el cual se veía recontra incómodo, poco le importó esto ya que cogió una de esas tortas tamaño familiar y me la tiró encima, pero como yo soy muy ágil (sarcasmo) me cayó toda la torta en la cabeza, toda la gente se estaba divirtiendo y yo quería venganza así que la ignoré y me reí, mi mirada se fue a un pastel el cual tenía la inscripción de pastel de tequila, seguido del pastel de ron y del pastel de whisky, era un etiqueta negra; seguida de una probadita y de una cara de: “ que desperdicio” de mi amiga, lo lancé contra el director del colegio donde habíamos hecho alboroto. Momentos después escuché que empezó a sonar Disorder de joy división y me desperté. Era mi alarma.

 

3

3:32 am


Preludio: 3:303:31

Ven,  sígueme- dijo la voz tenebrosa que como por arte de magia se hundió en la tierra -Toma mi mano –dijo.

Con miedo la tomó,  le pareció que se iba a romper por lo frágil que parecía.

-Sé lo que piensas, ya pasaste del miedo a la preocupación. Mi mano es mucho más fuerte que la tuya, aunque no lo parezca, así que agárrate fuerte, que tenemos un largo trecho que recorrer.

Sintió como es que su cuerpo parecía flotar en el suelo mientras se hundía, era como nadar, pero nadar dentro del suelo. Sintió como una pequeña aguja se le introducía en el brazo… cayó dormido.

Aunque ya has dormido bastante, creo  que era necesario, no sé cómo es que un hermano menor se puede volver mucho más maduro que uno mayor, supuse que sería al revés, todavía eres un niño.

-Oye,  despierta – dijo la voz tenebrosa tratando de imitar un susurro.

-¡Ala! Por favor no me despiertes nunca más, qué miedo me has dado.

-Gracias, pero ya tenemos que avanzar,  ya llegamos al Aqueronte, y tenemos que esperar a la barca.

-Aguarda, pero yo estoy vivo….la barca no soportará mi peso.

-Bueno, digamos que estás disfrazado; todos pensarán que eres un muerto más, sólo que sin gusanos encima, además me tienes a mí. Mira, ahí viene la barca. ¿Tienes monedas?

-Sí, toma.

-Le di las monedas, aún asustado.

-De pronto sintió que su corazón palpitaba desenfrenadamente. Un presentimiento lo embargó, un mal presentimiento.

-El celular seguía vivo en mi bolsillo, después de todo lo que había pasado. Vibró, y cuando lo saqué, tenía un mensaje por leer.

-Él me miraba muy curioso. A veces me daba golpecitos pero tenía una sonrisa macabra; esperaba que todo esto termine muy pronto.

-Subimos a la barca, que temblaba por el peso de nuestros cuerpos. Pero cuando me sentaba sentí una ráfaga de aire helado pasar por el lado derecho de mi cara, al voltear me pareció ver algo blanco pasar rápidamente. Qué maricón sería yo si me ponía a temblar ahora.

Cuando subía, una señorita se apareció de la nada. Era muy pálida, parecía…No. No pienses en eso. Ella nos advirtió que mejor cambiásemos de barcaza, que esa ya estaba muy vieja para el viaje que íbamos a realizar.

-Mi acompañante no quiso cambiar de embarcación.

-¡Pero si estamos muy cómodos! –Dijo entusiasmado- ¿Verdad? –me preguntó.

Yo tenía miedo. Sólo asentí con la cabeza.

-Habían dos remos a la izquierda. Él cogió uno y en vez de remar, lo tiró al agua.

-¿Qué…qué haces? –pregunté temeroso.

-Nada de qué preocuparse… -me dijo muy confiado- ¿Sabías que los tiburones son animales muy puntuales?

-Eso me quitó por un momento el temor, despertando mi curiosidad.

-¿Puntuales? –repetí y me sentí un idiota.

-Claro, lo son. ¿Qué acaso no te enseñan a leer en el colegio?

Algo aturdido, le dije que todavía no entrábamos al tema de los tiburones.

-Nada de eso. Deberías leer Relato de un náufrago. Cuenta lo que te digo. Es muy interesante.

En realidad no me interesaban los tiburones. Mire mi reloj y eran las 3.32 pm.

-El tiempo se pasa muy rápido aquí abajo.

– Si, es algo que todavía no entiendo.

Bueno llegamos, tengo que decirte que hemos llegado aquí pero no lo vamos a pasar caminando, sino volando no deseo que veas el sufrimiento de muchas personas que pensaron que eran únicos y que al final eran como el resto, no confiaron en nadie y por eso están acá.

Te debo mostrar la visión de lo que será el final- dijo con una voz de puro resignamiento y de angustia- tu consigna no es regresar al mundo y tratar de convencer al mundo de que va a pasar algo y que deben cambiar para salvarse, te tildarán de loco, disculpa- Se le había movido un ojo y tenía que ponerlo en su sitio- bueno tú consigna es tratar de buscar un refugio porque las cosas para cuando den las 3.33 pm de tu reloj se pondrán muy calientes. Ahora vamos

-A donde?

-Vamos al salón de las joyas

Entramos a un salón lleno de joyas con formas de cabezas, era un cuarto lleno de oro, aunque pude resaltar una joya gigantesca que no tenía forma definida, pero que cada vez se iba derritiendo.

-Qué esa figura gigante le pregunté.

-Cuando esa figura esté totalmente derretida, empezará el 3.33 será el enfrentamiento del apocalipsis y tú no podrás hacer nada para evitarlo, te he traído hasta aquí para que después de ver lo que va a pasar, te escondas, y vivas porque tú eres uno de los seleccionados para sobrevivir.

Vez esas demás personas en este cuarto?, todos están aquí por la misma razón que tú, son los elegidos para salvarse, así que ahora debes partir hermano y no debes participar activamente, debes esconderte si de verdad quieres ver cómo es que se forja un nuevo mundo.

Sentí como es que mi cuerpo se estremecía y como es que me jalaban hacia arriba y de golpe me desperté en mi sofá sudando, el reloj estaba timbrando a las 3.32 am y me preguntaba de nuevo si es que todo había sido un sueño, lamentablemente tenía las experiencias de las noches anteriores y no iba a ser tan tonto para no creer todo lo que había pasado….

______________________CONTINUARÁ___________________

 

Gracias a sari por su ayuda al escribir este corto…. quick a la luna

2

Travesía para votar


A veces las personas tienen que hacer cosas que no quieren, ok miento, siempre hacemos cosas que no queremos, pero igual lo hacemos por obligación: el trabajo, el gobierno, tu mami, tu papi, el perro, el gato, etc.

El domingo 3 de octubre hubo elecciones

Salí a las 11 de la mañana de mi casa, días antes ya había averiguado dónde tenía que votar, no quería estar viendo mi lugar de votación a última hora y con el apuro característico de todo peruano.

Sin embargo cómo ya lo he dicho antes, basta algo muy simple para que un plan cambie completamente. A los pocos minutos de haberme subido y golpeado en la combi, sentí como que ese día no iba a terminar tan simple cómo pensé. Estuve parado unos minutos hasta que se bajo una señora y el cobrador me dijo: “chino, ahí hay un asiento”, ya me había dado cuenta que el asiento era muy pequeño y que ni fregando iba a entrar, entonces miré al cobrador, mire al asiento, al cobrador, al asiento, cobrador, asiento y me senté….incomodo pero me senté.

Hubo el carro avanzado unos cuantos metros cuando de repente el conductor cambio de ruta, aduciendo que habían cerrado la ruta normal. Mi plan perfecto se había ido al carajo. Y después de un poco de incertidumbre:

-Nadie baja en Sedapal, no?

-Yo bajo en Sedapal- le dije

-Ya chino simplemente caminas de frente y volteas a la derecha

-ya chévere

Sin querer mientras caminaba pude divisar el nombre del colegio en el que me tocaba votar. Tuve que cruzar un desolado terreno lleno de piedras y montículos de tierra. Me daba la impresión de que de algún hueco iba a salir un perro radiactivo un hombre lobo con rabia. Igual lo crucé y como siempre, casi me caigo.

Llegué al colegio y el policía me dijo que la puerta de entrada era por la parte de atrás, o sea que las cosas funcionaban al revés, entrabas por donde salías y salías por donde entrabas. Me tuve que dar la vuelta y para mi sorpresa había dos puertas, busqué mi mesa de votación en la primera puerta, no la encontré, pero me di cuenta de que la cola era muy pequeña, y me dije: si en la otra puerta también la cola es de este tamaño, voy a salir al toque. Graso error.

Efectivamente encontré mi mesa de votación en la otra puerta, lo único malo fue que la cola no era como la de la otra puerta, sino que era mucho peor. Seguí la cola, al final la cola volteaba dos esquinas, o sea terminaba exactamente en la puerta por donde iba a salir. Me arrepentí de no haber llevado celular, no tenía música, estaba aburrido, tenía sed, veía gente ir y venir, una chica se me pegaba mucho, creo que me quería robar. Me tomó media hora llegar hasta la puerta del salón para emitir mi voto y largarme de ahí.

…..

Una vez  depositadas mis cedulas en el ánfora, el tipo de la mesa me dijo: Mete tu dedo medio en la tinta indeleble. Lo cual por supuesto hice, estuve tan emocionado que sampé todo el dedo en la tinta, y al final se me quedó morado hasta la mitad. Me reí. Se rieron. Recogí mi DNI  y me fui, feliz y contento de que por fin ya me iba a ir a mi casa, a dormir. El único problema fue que me tuve que regresar caminando porque no pasaba ningún miserable carro.