1

Esa taza de dinosaurio


Hoy es domingo 15 de junio del 2014, tercer domingo de Junio, Día del padre.

Imagen

Verán, la taza que acompaña este post me la regaló mi papá hace 18 años. Fue uno de los regalos que más tiempo ha durado y que hasta el día de hoy sigue intacto, cuando digo intacto me refiero a que no está roto y que todavía es de utilidad. Pero lo más importante no es el regalo, lo más importante es la intención y en eso mi papá siempre triunfaba.

Mi padre murió cuando yo tenía 8 años de edad, actualmente tengo 23. Él era una persona sumamente amable, de mediana estatura, delgado y con una cabellera que asemejaba parecerse a Jhon Travolta, conservando ese peinado hasta el día en que Dios se lo llevó de mi lado. Siempre vestía camisas nunca lo podías ver con un polo, siempre era camisa manga larga y con éstas remangadas para poder trabajar. Siempre usaba Old Spice, su colonia predilecta, hasta el día de hoy mi madre conserva un frasco de esa colonia, la cual todavía tiene el aroma original.  Siempre fue muy querido, siempre quiso que los demás, y en especial sus hijos tuvieran lo que él de niño nunca tuvo, y lo que  de niño siempre soñó tener.

No terminó la secundaria según me dijeron, pero eso no fue impedimento para que trabajara desde pequeño para que sus hermanos pudieran seguir adelante, pasaron los años y vino a la capital para, como muchas personas, puedan conseguir el sueño americano al estilo peruano. Fue en la capital en la que conoció a la que sería mi madre, se enamoraron y después… bueno aquí estamos mi hermana y yo no?

Mi padre siempre fue de esas personas que nunca se rinden, siempre fue de esas personas que les gusta celebrar la vida y de celebrar con todos aquellos que estén cerca a él. Siempre fue muy amigable con todos, siempre tuvo esa osadía de pararse y decir no, si estaba completamente convencido de eso.

Regresemos a la taza. Tenía yo 5 años, y mi hermana 2, siempre después de un día agotador de trabajo, salía a ver a mi papá, el cual siempre tenía para mí un chocolate o una galleta, me decía siempre: ¿Quieres dar una vuelta? Ya ni siquiera necesitaba responderle, simplemente me abría la puerta del piloto y yo subía a sentarme en su regazo. Era como si yo, a mis 5 años manejara un auto, se sentía genial pero nunca me dejó sólo en el timón, siempre me tomó las manos para que no desviara el curso. Uno de esos días mi papá me llevó a echar gasolina, en ese grifo vendían unas tazas con formas de diferentes dinosaurios, yo era adicto a los Power Ranger, mi ranger favorito era el azul, ese él que representaba al Triceratops. Mi elección fue sencilla, elegí al triceratops, pero no me atreví a decir nada. Mi papá me miró y me dijo: Te gusta? Yo le dije que sí,

PUES VAMOS A LLEVARLA, ME DAS ESA TAZA POR FAVOR (refiriéndose al encargado del establecimiento).

El regreso a casa fue de lo más extraño, la utilidad de la taza es tomar algo en ella, yo en cambio había decidido hacer gruñidos como si los hiciera un triceratops de verdad, como si la taza fuera un dinosaurio de verdad. Mi padre veía la felicidad en mi rostro y se reía conmigo. Aquella persona que nunca me abandonó y que de haber seguido conmigo se hubiera convertido en el mejor padre del mundo, de eso estoy seguro. Es aquella persona a la que hoy estoy rindiendo homenaje, sin duda alguna la frase, cuando sea grande quiero ser como tú, se aplicaría directamente a mi estado actual. Viejo, cuando tenga mis hijos quiero que estén felices del padre que tienen y quiero darles todos los buenos momentos que tú me diste  a mí en el tiempo que compartimos juntos. Espero que nos estés viendo desde el mejor lugar en el que estás, espero que desde allá arriba, te des cuenta de que la persona que más te extraña en este mundo aparte de mi hermana y yo, es mi madre. Y que por más que hayan pasado casi 15 años, el amor que le diste todavía perdura en ella. De verdad, que debiste haberla amado demasiado. Feliz día del padre, algún día nos volveremos a reencontrar contigo.

Anuncios
Sin categoría
2

Mentiroso


Es raro. Es raro admitir que en realidad tengo razón cuando no la tengo y que miento cuando no debo. Cuando no tengo nada que perder, miento. Cuando no tengo porque mentir, miento. Cuando no hay razones suficientes, miento.

 

Es increíble, increíble es pensar que me he esforzado por decir la verdad, que he tratado de no mentir, que he tratado de ser una persona honesta, alguien que no le teme a las consecuencias por contar la verdad. Que no le teme a nada, porque como dicen la verdad te hará libre.

 

En mi caso tengo miedo de la verdad tanto como de la mentira, pero siempre escojo lo segundo. Siempre prefiero la mentira por sobre la verdad, derrepente soy buen mentiroso, me han creído tantas veces que ya no temo decir mentiras, porque de alguna extraña manera suenan convincentes, y los receptores las terminan creyendo. De alguna extraña manera es mucho más fácil decir una mentira que una verdad simple. De alguna manera extraña es mucho más fácil dejar que crean lo que crean. De alguna extraña manera quiero dejar que mi creatividad para esto me siga sorprendiendo.

 

He tratado de ser una persona que habla con la verdad. Pero no puedo seguir mintiéndome a mí mismo, de alguna u otra manera necesito mentir, aunque sea algo pequeño, siempre necesito crear alguna situación que me favorezca, que me saque de apuros, siempre alguien me ha necesitado para eso también.

 

No sé si será una enfermedad, no sé si se puede curar, pero…

 

Te he estado mintiendo todo este tiempo, no soy así como piensas que soy, tengo mis razones para hacer lo que hago, tengo mis razones, no puedo seguir con esto…

 

Sin categoría
0

La Agonía


-Han pasado días desde la última vez que habló, han pasado días desde la última vez que parecía cuerdo. La noticia le ha cambiado la vida, ¿recuerdas cuando era una de las personas más felices del mundo solamente junto a ella, la persona que más amaba en este mundo?

-Claro que lo recuerdo, solían caminar juntos por el parque, solían reír de cualquier cosa, nunca había visto una pareja que congeniara tan bien, que se amara tanto. El accidente le cayó muy mal, la vida le cambió de repente, el infierno se hizo presente frente a sus ojos, y las lágrimas han fluido desde entonces.

Él era una de esas personas que se sentía contento de haber encontrado a alguien tan perfecta como ella, de haber congeniado, tan fácilmente, de haberse amado tan fuerte. Se casaron en una tarde de verano, con el sol al frente de ellos, jurándose amor eterno, y con las mejores esperanzas de vida, querían tener hijos, 2 para ser exactos, pero la tragedia llegó primero. Cuando se enteró no supo que hacer, no quería creer, no podía dar fe a lo que le decían. Recordaba como la noche anterior, antes de que todo cambiara habían salido a cenar, había fuegos artificiales porque era el aniversario del pueblo; como le encantaban los fuegos artificiales, le hacían recordar su niñez, él la miraba contento, pensando y agradeciendo al destino por haberle puesto a esa mujer al lado.

La mañana siguiente del comunicado oficial, el hombre perdió la razón, maldijo al destino, culpándolo de ser tan vil y desgraciado, no quería hablar con nadie, no quería recibir a nadie. Esa mujer le había cambiado el mundo, le había enseñado cosas que él nunca supo deducir, y que a pesar de su inteligencia, nunca supo materializar, hasta que llegó ella y todo cambió.

No quería olvidarse de ella, había llorado ya mucho, había sacado casi toda la desesperación que tenía dentro, hubiera dado cualquier cosa para poder verla de nuevo, conversar una vez más, besarla una vez más; pero nada de eso era ya posible. Había comprado fuegos artificiales, los clavó en su patio trasero, quería volver a recordar la última noche que salieron juntos, quería que esos recuerdos perduren para siempre, no quería olvidarse de nada, porque si lo hacía, ella moriría del todo, y el nunca permitiría eso. En un momento empezó a llorar, recordando la última conversación que habían tenido:

-Sabes mi amor, los fuegos artificiales siempre fueron mis favoritos, ves destellos de luz, que iluminan la noche y no puedes no quedarte sorprendido por su belleza, aprendes muchas cosas acerca de la naturaleza humana, empiezas a rememorar muchas cosas del pasado, tan sólo con ese destello de luces. Te amo, agradezco todo lo que he vivido a tu lado, agradezco el día en que nos conocimos, el día en que nos casamos, eres la mejor persona que he podido conocer, y quiero que siga siendo así, la vida me enseño muchas cosas, pero contigo he aprendido muchas más, gracias por todo.

– No tienes nada que agradecer mi amor, eres lo más importante para mí, eres mi sueño hecho realidad, quiero envejecer contigo, quiero pasar el resto de mis días a tu lado. Te amo, te amo no sólo porque me elegiste, te amo porque a tu lado también he aprendido muchas cosas, y quiero seguir aprendiendo de ti, eres la persona más especial del planeta… mira acaban de empezar los fuegos artificiales.

Él simplemente lloraba, recordaba cada momento con ella, cada latido de su corazón, sólo lloró y lloró, toda la tarde estuvo frente a los fuegos artificiales que había comprado, no podía soportar el corazón hecho pedazos, no podía soportar el nudo en su garganta, el hecho de que ella no estaba más, lo indujo en la más absoluta depresión, lloró toda la tarde, lloró toda la noche y al final durmió, tendido en el patio de su casa, esperándola, tratando de pensar que todo era una pesadilla más, pero no.

Se levantó a la mañana siguiente, con los ojos hinchados, no comió durante el día, agonizaba en su tristeza, se ahogaba en sentimientos, moría en cada segundo; el tiempo se le hacía lento, la vida se le iba rápido.

Dos días más, dos noches más, sufrimiento en su estado puro, lágrimas cansadas, agonía incesante, los fuegos artificiales permanecían afuera, esperando ser prendidos.

De un momento a otro, salió por la puerta de su casa y empezó a correr hacía los fuegos artificiales, y entre sollozos los prendió, vio como los colores se mezclaban, vio como la sentía viva una vez más, por primera vez en una semana sonreía, “esta en un lugar mejor ”, pensaba. Vio como los colores formaban arcoíris, todas las tonalidades de colores las tenía a corta distancia, recordaba la última conversación que tuvieron, y ya no lloraba, agradecía los momentos que pasó con ella, sabía que estaba ahora en un lugar mejor, se reía de todos los chistes y bromas que alguna vez se hicieron juntos, era la felicidad que muchos esperan encontrar pero que solo unos cuantos pudieron alcanzar, él sabía que todo cambiaría pero ya no veía el lado malo, tenía en su mente un álbum simbólico de recuerdos, y con eso podía seguir adelante, recordando, madurando, y esperando a ese momento en el que puedan estar juntos de nuevo, esperando ese futuro, en el que la vida vuelva a juntarlos. Veía los fuegos artificiales y se sentía libre, tal y como cuando la conoció por primera vez.

Sin categoría
0

He estado perdido durante un tiempo


He estado perdido durante un tiempo, y la verdad ya no quiero escribir como antes, debo suponer que me he vuelto más ocioso para poder escribir algo más o menos interesante de en promedio dos páginas.

Solía ser bueno, o eso era lo que me decían, solía tener un blog, y aunque está agonizando, todavía lo leo y veo, analizo, el tipo de persona que era en ese momento, de las cosas que hacía y de las cosas que exploré, sólo las letras en recuerdo encuentro.

Amores pasajeros, desilusiones pasajeras, son las que llenan las páginas de ese blog, ahora que las leo, comprendo, analizo y deduzco, que esas personas no merecían mi desgaste en las letras. No lo merecían.

Hice muchas cosas, malas cosas, horribles cosas, pero casi nunca fueron con intención. Soltaba frases geniales de vez en cuando, soltaba pseudo poemas, que no tenían nada que ver con poemas de verdad, pero en mi inmadurez los publiqué, en mi inmadurez, descubrí muchas cosas. Que viva la inmadurez.

Un chico de 18 años no puede escribir como lo hace uno de 21 o de 30 años, la inmadurez del momento y las ganas de tratar de expresar algo hacen que sin querer queriendo, terminen saliendo cosas reales, cosas profundas, hechos que, sin lugar a dudas, constituyen una de las mejores experiencias vividas, sentidas, por un persona de esa edad.

Yo solía ser así, solía escribir cosas que, fueran fáciles de entender, con errores o sin errores, todo giraba en torno a la facilidad.

Conocí amigos nuevos, re descubrí algunos antiguos, almost freaks en su mayoría pero buena gente al fin y al cabo. A veces eso es lo bueno de tener algo tan abstracto como un blog, porque sin saber qué es o que estás haciendo, sin la más mínima puta idea, siempre encuentras a alguien que está haciendo algo, así como tú, así como tú empezaste. Y ahí es donde encuentras la belleza de tener un blog. Ahí es. No hay otro momento.

 

2

Escribo desde…


Escribo esto desde el rincon más oscuro de mi habitación, no es un acto de desesperación por estar solo, es solo una manera de expresar a mi mismo que así es como quiero estar y que me gusta el modo en que me comporto.

Sé que nada va a cambiar pero la verdad es que no veo ningún jodido problema en como soy, no veo problema en escribir desde este lugar en lugar de en un escritorio. Y afuera un señor pasa pidiendo botellas y fierro que nadie le dará, el sonido de su megáfono es tan fuerte que por unos segundos mi mente se queda en blanco para poder escuchar Black de Pearl Jam. Esa canción que sin ser tan especial me ha hecho recordar tantas cosas.

Escribo pensamiento tras pensamiento; estoy buscando algo, lo sé, estoy buscando eso especial que me haga sentir normal (¿?), no eso no es cierto, no quiero ser normal, quiero ser el chico raro que siempre fui, nada ha cambiado, mi vida sigue siendo la misma, mi mente sigue siendo la misma, mis mentiras siguen siendo las mismas, mis ocurrencias siguen siendo las mismas.

Extraño escribir en mi página, esa página que me dio tantas satisfacciones, como deseos de cerrarla y que desde el 1 de enero no escribo nada y la verdad no sé si pueda hacerlo de nuevo, no se si pueda saborear la imaginación que conllevaba tener una página web que podía resistir todo lo que a mi mente se le podía ocurrir. Esta página esta ahí esperando que vuelva a ser escrita, esperando a que se ingrese un nuevo texto algo que la haga sentir que todavía vive y que yo no me he olvidado de ella. Y afuera una mototaxi hace rechinar su motor como si en una carrera estuviera.

Al menos todavía sé que puedo escribir, que puedo sentir, que puedo ver, como es que un texto se forma, que forma tan maravillosa, sobretodo en una laptop. Hace mucho tiempo que deje de escribir en papel, hace mucho tiempo que deje de escribir en mi mano, hace ya tiempo que no escribo, y vengo con esta confesión con esta llamada de auxilio, con este temblor en mi cabeza, con esta jaqueca espiritual que no quiere dejarme tranquilo.

Escribo desde el rincón más oscuro de mi cuarto escuchando Animal de Pearl Jam y siento que he completado algo, pero todavía no sé que es…

Sin categoría
0

Los números de 2011


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog.

Aqui es un extracto

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog fue visto cerca de 12.000 veces en 2011. Si fuese un concierto en la Ópera, se necesitarían alrededor de 4 actuaciones agotadas para que toda esa gente lo viera.

Haz click para ver el reporte completo.

EN GENERAL HA SIDO UN BUEN AÑO…ESPERO QUE HAYAN PASADO UN BUEN AÑO Y  SIGAN APARECIÉNDOSE POR ESTE BLOG….

MR. MANZANA CUADRADA

_____________________________FIN____________________________

Sin categoría
8

5 formas de no parecer más estúpido


 
  • Si hay algo que he aprendido con mucha facilidad es que cuando estás discutiendo y te das cuenta de que tu punto de vista está mal, pero recontra mal, pues no hay de otra que tener que renunciar y darle la razón a tu contraparte, simplemente así, porque si sigues defendiendo un punto de vista  en el que ya no crees, vas a terminar peor que cuando empezaste, mejor no lo sigas defendiendo porque vas a dar respuestas tan confusas como: “Los unicornios color rosa existen porque mi vecino tiene uno” *true story*.
  • Aprende a desenvolverte con las chicas, a veces las personas pueden tener ciertos problemas cuando con comunicarse con chicas se trata, siempre hay alguna estupidez que se dice y siempre pero siempre, terminas diciendo algo al revés, y una cosa chistosa es que a veces puedes hablar tan rápido o decir palabras que no tienen significado alguno en alguna lengua humana conocida.  A veces digo cosas que parecen salidas del idioma klingón, y es un rochesazo, porque te hace parecer que no sabes ni hablar tu propio idioma. Es como si sintieras que tu boca es más rápida que tus propios pensamientos, así que relájate y ordena tus pensamientos.
  • Si te caes en la calle caminando, pues levántate, lo único que tienes que hacer es seguir caminando mirando con cara desafiante a los demás y si puedes ríete así le mostrarás a la gente que eres una persona confiada y que por un bachesito no te vas a poner rojo. Pero, si quieres un efecto más dramático puedes sacar tu magnum poner cara de Yao Ming Face  y amenazar que al que se ría le vuelas la puta tapa de los sesos. Aparte de que te sentirás como un gánster darás el suficiente miedo como para que no se rían y con un efecto añadido saldrás en la televisión.
  • Y si por algún motivo sales en televisión o en radio no digas cosas tan estúpidas como “I like Turtles” o te quedes callado como  Ted Lawson en “The Small Wonder” cuando lo invitaron a un programa de radio y se quedó callado mientras estaban en el aire ,pero  empezó a hablar cuando estaban en comerciales, si haces esto pues la gente se va a reír pero se van a reír de tu estupidez, para estas cosas puedes tomar algo de licor como para que no sientas temor y te desenvuelvas mejor. Repito, no te quedes callado ni digas lo primero que se te venga a la mente. Lo peor que puedes decir en señal en vivo de la televisión es TETAS. Así de simple.
  • Siempre ten un tema de conversación guardado bajo la media derecha, nunca sabes cuándo te puedes encontrar con la chica que te gusta, o con el decano de tu universidad, siempre teniendo en cuenta que el tema tenga relación con la persona a la que se lo cuentas, o sea mi querido Einstein, no vas a comentar acerca de las tetas de Susy Diaz, o de lo buena que es Laura Bozzo en el sexo a tu decano o a tu profe de la universidad, aparte de que parecerás un completo estúpido, nadie, pero nadie va a querer ser tu amigo en ese salón. Tampoco digas cosas de otras chicas estando con la chica que te gusta, como por ejemplo: “ala que tal …” o “mira que par de …” porque vas a generar automáticamente pensamientos como “Agghhh, y a éste que le pasa”, bueno y ya te puedes ir olvidando de tener algo con esa chica.

 

___________________________________FIN____________________________________